Rincones con encanto en Barcelona

Si resides en Barcelona o tienes en mente una escapada a la capital de Cataluña, no te pierdas este post con rincones que te asombrarán. Lugares perfectos para ir en pareja y disfrutar de una ciudad llena de encanto.

Jardín de Tamarita

lugares bonitos en barcelona para ir en pareja
Un jardín que te traslada al pasado y te permite disfrutar de un paseo tranquilo con tu pareja. Ambientado como si fuera el antiguo jardín de un castillo del Renacimiento, su decadencia romántica resulta perfecta para cualquier cita. Se encuentra situado al lado de la Plaza del Tibidabo.

Hotel Olivia Plaza

lugares bonitos en barcelona para ir en pareja
En plena Plaza de Catalunya se esconde un bar-restaurante que fusiona una decoración minimalista en blanco y cristal con la piedra más rústica. Esta galería-[terraza](http://www.oliviaplazahotel.es/) está abierta tanto en verano como en invierno y ofrece vistas de la Iglesia de Santa Anna.

Jardí de la Casa Ignacio Puig

lugares bonitos en barcelona para ir en pareja
Un oasis muy romántico cerca de la Rambla. Se trata de un jardín creado en el año 1861, que conserva un punto decadente y que resulta ideal para escaparse del bullicio y dar un paseo tranquilo. Se puede acceder a él a través del [Hotel Petit Palace Boquería](http://www.petitpalaceboqueriagarden.com/) (el cual además tiene una terraza muy bonita).

Hotel Do

lugares bonitos en barcelona para ir en pareja
La terraza del [Hotel Do](http://www.hoteldoreial.com/en/el-terrat.html) permite observar la ciudad desde las alturas en un ambiente elegante y con estilo. Recomendado para tomar una copa o para ir a cenar.

La Balsa

lugares bonitos en barcelona para ir en pareja
Nada más romántico hay en Barcelona que llevar a tu pareja al restaurante [La Balsa](http://labalsarestaurant.com/): una construcción de madera situada en medio de una frondosa vegetación, con sillas de mimbre y un precio muy asequible.

Plaza de Felip Neri

lugares bonitos en barcelona para ir en pareja
Un vestigio del pasado en el que podrás respirar una calma nostálgica al sonido de su fuente octagonal. Se encuentra situado en el barrio gótico de la Ciudad Vieja.